Noticias

 
El perfil del usuario ha sido mayoritariamente masculino y procedente del Estado. Este ha sido el segundo año que el albergue invernal ha estado gestionado por la Mancomunidad, con el objetivo de cubrir las necesidades de todos los municipios adscritos al servicio.
El albergue invernal destinado a las personas transeúntes y sin hogar, puesto en marcha por la Mancomunidad de la Merindad de Durango el pasado 25 de noviembre cerró sus puertas el 31 de marzo con un total de 101 usuarios, una cifra que ha experimentado un aumento con respecto a la registrada durante el añoanterior, donde fueron 79 las personas que hicieron uso del servicio. Se ha mantenido, sin embargo, sin cambios significativos, la estancia media de permanencia en el recinto, que ha pasado de una media de 2,6 días a 2,8, frente a la medida en torno a los cinco días registrada en los años 2011 y 2012. De este modo, un año más, se deduce un aumento de las personas sin hogar que van rotando de albergue en albergue.
Por lugares de procedencia, los usuarios del albergue de Durango durante este último periodo han sido mayoritariamente personas procedentes de alguna Comunidad Autónoma o provincia del Estado –un total de 65-, mientras que los extranjeros que han pasado por el recinto han sido 36. Respecto a este último colectivo, la procedencia mayoritaria ha sido Marruecos, con un total de 10 personas, y Portugal, con 7.
Por sexos, el perfil dominante ha sido el masculino, con un total de 95 usuarios hombres, frente a 6 mujeres, cuatro menos que en el periodo anterior.
Por otro lado, este año ha sido el segundo que el servicio de albergue invernal ha estado
gestionado por la Mancomunidad de la Merindad de Durango, en lugar de por el Consistorio durangarra, con el objetivo de cubrir las necesidades de las personas transeúntes y sin hogar que recalan en los diferentes municipios adscritos a los Servicios Sociales del ente Mancomunado. El presidente del ente mancomunado ha manifestado su agradecimiento al Ayuntamiento de Durango, Policía Municipal de Durango y al área Social, por su participación en la coordinación de este servicio, y en especial a la Policía Municipal ya que “sin ellos es difícil gestionar el servicio. Sabemos que la mayoría de transeúntes recalan en Durango y es a través de la policía municipal donde toman el primer contacto para ser derivados al albergue. Es fundamental su papel y la labor que realizan”, apunta Zarrabeitia.
EL SERVICIO
La asistencia se ha prestado en Errotagaña Ostatua (Durangaldeko Ibaizabal Ikastola), situado en la calle Intxaurrondo 54 de Durango. Las personas demandantes han podido hacer uso de:
· alojamiento nocturno
· servicio de higiene
· desayuno y refrigerio nocturno
El albergue ha contado con 10 plazas diarias. La estancia máxima para cada persona ha sido de 3 días, continuos o intermitentes durante el periodo que está abierto el albergue invernal. El acceso al mismo ha sido determinado por la Policía Municipal, quienes han entregado un volante de derivación a la persona solicitante para su acceso al recinto, en coordinación con los Servicios Sociales mancomunados y el propio albergue, que han hecho un seguimiento de los días que ha pernoctado cada persona. En situaciones de urgencia, como climatología adversa o por prescripción médica mayoritariamente, el periodo ha sido ampliado una vez se han agotado los 3 días. Esta excepción ultima siempre previa entrevista y valoración de la/ el Trabajador/a Social.
El coste del servicio de este año ha ascendido a 19.946 euros (10% de IVA incluido).