Noticias

 

La Mancomunidad de Durangaldea se ha sumado a la campaña impulsada por Emakunde y el departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno vasco, con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, y que este año pone el foco en la violencia oculta que sufren las mujeres mayores.

Bajo el lema adaptado “Te escuchamos, te vemos” responsables del Servicios de Personas Mayores de la Mancomunidad de Durangaldea, el Ayuntamiento de Zaldibar y la asociación San Martín Nagusien Elkartea, –en representación de las 12 asociaciones de personas mayores de la comarca–, han organizado un acto público en la plaza del Ayuntamiento de Zaldibar, el día 25 de noviembre, a las 12:00 horas.

El objetivo es contribuir a sensibilizar a la ciudadanía frente a la violencia contra las mujeres de más edad, visibilizando el compromiso de las instituciones públicas y asociaciones de jubilados y jubiladas en visibilizar y luchar contra la violencia machista; en particular hacia las mujeres de mayor edad, un grupo vulnerable y particularmente afectado por las costumbres de una sociedad patriarcal, que muchas veces tienen dificultades para acceder a los recursos de apoyo en casos de violencia.

Este acto simbólico se desarrollará siguiendo las medidas de prevención ante la Covid 19. Por ello, en la plaza del Ayuntamiento la junta directiva de la asociación San Martín integrada por cinco mujeres, en representación de todas las asociaciones de la comarca, desplegará una pancarta con el lema elegido para escenificar y dejar patente el papel de escucha y apoyo que se puede y debe realizar desde el ámbito asociativo  e institucional, para seguir avanzando en la necesaria concienciación y visibilización de una lacra que afecta a toda la sociedad y a la que hay que poner fin.

La campaña diseñada por Emakunde para este 25 de noviembre interpela directamente a la sociedad tratando de encontrar en ella una mayor empatía, y pretende sensibilizar sobre la violencia contra las mujeres mayores, por su especial vulnerabilidad, por la invisibilidad de la que son víctimas, y para contribuir a la detección de casos y a facilitarles el acceso a recursos especializados.