Noticias

 

Desde el inicio de la actual crisis sanitaria la Mancomunidad de la Merindad de Durango no ha dejado de adoptar nuevas medidas para garantizar la atención, bienestar y seguridad del colectivo de personas mayores y de las personas cuidadoras a través de un constante seguimiento realizado por parte del Servicio de Personas Mayores y del Servicio Zaindu.

Una de las máximas prioridades de la Mancomunidad ha sido poder seguir de cerca las necesidades de uno de los colectivos más vulnerables frente a la pandemia y por ello ambos servicios han puesto en marcha diversas medidas.

  • Durante el mes de abril el sistema de acompañamiento telefónico y de apoyo domiciliario a las personas mayores ha continuado activo. En el mes de abril se han realizado más de 300 llamadas de seguimiento y acompañamiento. A través de dichas llamadas se ha ofrecido información y soporte para poder cubrir las distintas necesidades detectadas (pautas de ejercicio físico, controlo de alimentación, acompañamiento…), así como apoyo psicológico y en ocho casos ha sido necesario derivar el caso para una intervención más específica.
  • También se ha mantenido un continuo contacto con las asociaciones de personas mayores, facilitándoles diverso material de interés
  • Con el fin de hacer más fácil el periodo de confinamiento de las personas mayores, se ha elaborado y difundido una guía de ayuda para personas mayores donde se establecen pautas de autocuidado, rutinas y consejos a seguir durante el confinamiento.
  • El programa Nagusilagun ha seguido su actividad a distancia, adaptándose a las circunstancias. Para ello, el Servicio de personas mayores ha elaborado y distribuido un “manual de actividades” para los participantes en el programa, con consejos para afrontar el día a día, para la realización de actividad física y para la estimulación cognitiva. Se han distribuido 71 manuales a los domicilios. Este manual ha permitido a estas personas mayores continuar con su actividad diaria en el programa.