Noticias

 

La Mancomunidad de la Merindad de Durango ha presentado hoy el IV Plan Local de Prevención de Adicciones. El primero se elaboró en el año 1997 que se prorrogaría hasta el 2008, el segundo se confeccionó del 2009 al 2013 y el tercero del 2014 al 2018. Este cuarto plan abarcará del 2019 al 2023.

Para la elaboración del Plan se han tenido en cuenta el VII Plan de Adicciones del Gobierno Vasco y la ley 1/2016, de 7 de abril, de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias.

Partiendo de este marco, el Plan contempla un abordaje integral y multidisciplinar de la prevención de adicciones, que tiene en cuenta la perspectiva de sexo y género tanto en la planificación como en la ejecución, y que se basa en modelos dinámicos y flexibles que se adaptan a la realidad de la ciudadanía en cada momento.

Para la elaboración del plan, se ha llevado a cabo un análisis previo con el objetivo de conocer las necesidades y carencias que puedan tener las personas que conforman la Mancomunidad y al mismo tiempo la situación actual de adolescentes y jóvenes en cuanto a las actitudes y comportamientos que pueden derivar en adicción o en comportamientos compulsivos. Dicho análisis ha consistido en: 

  • Una investigación sobre conocimientos, actitudes y hábitos sobre el uso de drogas y nuevas tecnologías en jóvenes y adolescentes.
  • La recogida de aportaciones de diferentes áreas municipales y mecanismos de participación ciudadana.
  • El seguimiento y evaluación de los proyectos realizados. 

EVOLUCIÓN DEL  CONSUMO DE DROGAS 2008 -  2012 - 2016

Según la comparativa de estudios de los años 2008, 2012 y 2016, podemos concluir de manera resumida que se ha producido un descenso en los consumos.

En el hábito del tabaco en 2016 descienden los porcentajes de quienes lo han probado y de quienes lo consumen de forma habitual. Además, se ha retrasado la edad en la que se prueba el tabaco, que era a los 13 años en 2008 y 2012  y ha pasado a ser a los 15 años en 2016. Atendiendo al sexo, el número de mujeres que han probado el tabaco en 2016 es mayor que el de los hombres, si bien son más los hombres quienes lo consumen de forma habitual.

En cuanto al alcohol en 2016 descienden los porcentajes de quienes prueban y consumen de forma habitual. La edad de los y las que lo prueban es de 13 años. En cuanto al sexo, no se encuentra diferencias reseñables.

En lo que se refiere al cannabis, la edad “tipo” en la que se prueba el cannabis ha pasado de ser 14 años en el 2008, a ser de 15 años en el 2012 y 2016. Sin embargo, resulta llamativo que un porcentaje elevado de quienes han probado alguna vez el cannabis (29%) sigue consumiendo esta droga de manera habitual (36%). No obstante, también cabe destacar que hay aproximadamente un 30 % de personas que habiendo probado el cannabis, no continua consumiendo. 

Si analizamos el consumo de otras drogas ilegales vemos que en estas edades el consumo es mínimo.  

PROYECTOS DE ACTUACIÓN

El Plan de Prevención de Adicciones de la Mancomunidad de la Merindad de Durango contempla tres ámbitos de actuación: el escolar, el familiar y el comunitario.

El ámbito escolar es fundamental, ya que los centros educativos presentan una serie de ventajas para poder desarrollar  la labor de prevención al poder llegar a toda la población infantil y juvenil, contar con una población similar en cuanto a edad y permitir una actuación continuada, además de desempeñar un rol importante en la transmisión de modelos de comportamiento y valores.

Así, en este ámbito se llevarán a cabo proyectos dirigidos tanto en centros de Educación infantil y primaria, como a centros de educación secundaria de la Comarca. Los proyectos que se ofertan son los siguientes:  

  • Proyectos de educación para la salud en menores: "Educación en Valores", “Programa sobre emociones”, "Educación Afectivo sexual en la Educación Primaria” y " Educación Afectivo sexual en la Educación Secundaria”.  
  • Proyectos de prevención del consumo de tabaco y alcohol en los centros educativos. 
  • Proyectos de prevención en colectivos de riesgo por consumo de drogas 
  • Proyectos sobre el uso adecuado de las tecnologías y prevención de la ludopatía.

 
El ámbito familiar es también fundamental, ya que en el seno de la familia se transmiten valores, creencias, normas, hábitos y actitudes básicas para que los hijos e hijas tengan una vida sana y saludable. Así, en este ámbito se contemplan reuniones de trabajo conducidas por profesionales experimentados que, además de tratar de obtener los objetivos marcados, intentarán ayudar en la resolución de las situaciones con las que se enfrentan cada día los padres y las madres. Ello se lleva a cabo en la “Escuela de familias” en el que se ofertan diversos cursos sobre prevención de drogodependencias, educación afectivo-sexual, relaciones entre padres-madres- e hijos e hijas, autoestima, nuevas tecnologías, etc. 

La actuación a nivel comunitario pretende fomentar la salud de la población haciendo que los individuos, grupos y colectividades asuman esta como un valor fundamental, inculcando actitudes y hábitos de comportamiento positivos. En este ámbito se engloban el Día Mundial sin tabaco,  así como diversos proyectos de información y sensibilización sobre el uso y abuso de sustancias nocivas. Dentro de este ámbito se encuentra también el proyecto centro de documentación, atención y asesoramiento en prevención de adicciones, así como la formación del personal técnico.