Noticias

 

La Mancomunidad de la Merindad de Durango destinará 2,34 millones de euros para mantener, durante los próximos dos años, la prestación del servicio de ayuda a domicilio en todos aquellos municipios adscritos al ente mancomunado. En esta ocasión, el contrato ha sido firmado con la empresa Urgatzi S.L., por un precio/hora de 29,50 euros y para ello cuanta con un presupuesto máximo de 1.170.000 euros anuales. La empresa Urgazti S.L., no es nueva en el ente mancomunado, ya que hace 16 años estuvo prestado durante 10 años este servicio, concretamente hasta el 2009. El contrato tiene una vigencia inicial de dos años, con posibilidad de ser prorrogado por otros dos, de modo que el valor total del contrato con la nueva empresa asciende a 4,68 millones de euros.

Además, cabe destacar también que este cambio en el adjudicatario del servicio no supone cambios importantes para el usuario. De hecho, “los contratos de las 39 trabajadores que estaban en plantilla han sido subrogados, por lo que continúan en el ejercicio de sus funciones”, apunta al respecto Oskar Zarrabeitia, presidente de la Mancomunidad.

OBJETIVOS

La ayuda a domicilio es un servicio social de carácter público, integral, polivalente y comunitario dirigido a aquellas familias y personas en situación, o riesgo, de dependencia, que tengan dificultades para valerse por sí mismas en la realización de actividades de la vida diaria. De este modo, su objetivo es mejorar la calidad de vida y favorecer la autonomía personal, así como contribuir a la permanencia en su hogar de la persona o familia destinataria y su integración en el entorno comunitario a través de un programa individualizado de carácter preventivo y asistencial. Es precisamente en este programa donde se concretan las acciones a desarrollar, que pueden ser tanto de cuidado de personal como de atención doméstica.

Este servicio, cuanta en la actualidad con 145 personas usuarias, con diferentes niveles de dependencia, siendo los grandes dependientes quienes reciben un número mayor de horas, hasta 77 horas mensuales, frente a personas con dependencia moderada que reciben 16 horas mensuales. A lo largo de los últimos años, desde el 2010, se ha visto como las familias de las personas dependientes optan por solicitar la prestación económica frente a la prestación del servicio, algo que ha ocasionado que las horas de prestación hayan disminuido entorno a un 39% desde dicho año.

Los Servicios Sociales de Base, tratan de que aquellas personas más frágiles, aquellas cuya situación de dependencia se agrava o incluso aquellas que van al centro de día, puedan solicitar también el servicio, todo ello, abonando las personas usuarias una pequeña cuota por la prestación del servicio en función de sus ingresos.

Dentro del área de servicios sociales de la Mancomunidad, el servicio de ayuda a domicilio es al que más recursos se destinan. En este sentido, durante el pasado 2014, de los 3,1 millones que el ente mancomunado destinó a los servicios sociales, un 34%, más de un millón de euros, fue para la ayuda a domicilio.

A pesar de la situación económica actual y de los recortes sufridos en las administraciones públicas, esta inversión en gasto social por parte es posible gracias al esfuerzo realizado por los Ayuntamientos mancomunados. No en vano, “la apuesta de la Mancomunidad y de los profesionales que trabajan día a día las situaciones de personas dependientes es garantizar sus derechos y dar cobertura a los nuevos casos que se puedan presentar, para lo que seguiremos prestando el número de horas que el servicio requiere. No se trata de prestar más horas hoy y al año siguiente no poder prestar el servicio, sino de mantenerlo”, concluye Zarrabeitia.