Noticias

 

La Mancomunidad de la Merindad de Durango puso en marcha el pasado 1 de diciembre el albergue invernal destinado a personas sin hogar, cuyo objetivo es “proporcionar a las personas sin alojamiento un espacio que reduzca el impacto que las condiciones meteorológicas propias del invierno pueden ejercer sobre su salud”, apunta Oskar Zarrabeitia, presidente del ente mancomunado.

El alojamiento permanecerá abierto del 1 de diciembre al 31 de marzo, tiene un coste de 17.000 euros más IVA y se prestará en Errotagaña Ostatua (Durangaldeko Ibaizabal Ikastola), situado en la calle Intxaurrondo 54 de Durango.

En el mismo se prestarán los siguientes servicios:

  • alojamiento nocturno.
  • Servicio de higiene.
  • desayuno y refrigerio nocturno.

Acceso y permanencia

El albergue dispone de 10 plazas diarias. El acceso al mismo será determinado por la Policía Municipal, así como por el Área de Acción Social de Durango y los Servicios Sociales del ente mancomunado, quienes entregarán un volante de derivación a la persona solicitante para su acceso al recinto, al tiempo que se fijará su periodo de estancia en función de la situación personal del solicitante. En este sentido, la permanencia se fijará en base a dos criterios prioritarios derivados del propio perfil del usuario, que serán los siguientes:

  • Las personas que viven habitualmente en la calle de los municipios que componen la Mancomunidad de la Merindad de Durango tendrán prioridad de acceso. En este caso, se les permitirá la pernoctación inicial de tres días. Este periodo podrá ser prolongado durante el periodo invernal tras una valoración de la situación personal del demandante.
  • Las personas que provienen de municipios no mancomunados y se encuentran en situación de tránsito podrán hacer uso del albergue tres noches de diciembre a marzo.