El cuidado

En los últimos 20 años el cuidado informal de personas mayores dependientes —aquel que no es llevado a cabo por profesionales del ámbito sociosanitario, ni es remunerado y mayoritariamente realizado por familiares— se ha convertido en un tema de especial relevancia, tanto desde un punto de vista social como clínico. Debido esencialmente al envejecimiento de la población y al incremento de enfermedades degenerativas, cada vez hay más más personas cuidadoras que ocupan esta posición durante más tiempo (Casado y López, 2001).

Los cambios sociales acaecidos en nuestro país, tales como la incorporación de la mujer al mercado laboral, la disminución de la estabilidad familiar, la desaparición de la familia extensa y las redes informales tradicionales, el aumento de la movilidad social y laboral, y la disminución del tamaño de las viviendas, hacen que haya menos personas en disposición de cuidar. En consecuencia, cuando aparece la dependencia, el cuidado recae sobre unas pocas personas que se ven claramente sobrecargadas. Se produce, pues, una situación paradójica en la que, por un lado, hay una demanda creciente de apoyo (más personas dependientes, más enfermedades degenerativas...) y, por otro, una disponibilidad de cuidadores/as en disminución (menos personas en el hogar y, en la mayoría de los casos, con ocupaciones fuera).

Cuando alguien enferma o presenta algún tipo de dependencia, dentro del sistema familiar hay un cuidador/a principal que asume las tareas de cuidado básicas, con las responsabilidades que ello acarrea, que es percibido por los restantes miembros de la familia como la persona responsable de asumir el cuidado del enfermo/a, sin que generalmente haya llegado a desempeñar ese papel por un acuerdo explícito de la familia, y que en general, no percibe una remuneración económica por sus tareas. Es muy raro que toda la familia comparta equitativamente el cuidado de la persona mayor dependiente tratando de “trabajar en equipo”. La mayoría de las veces el/la cuidador/a principal es casi el/la cuidador/a único/a.

Contacto y localización

Horario de atención al público: de 9:30 a 13:30 h

Centro municipal para personas mayores de Durango
C/ P. P. Astarloa, 1 - 2º
48200 DURANGO (Bizkaia) 

Tfno: 94 603 00 46 
E-mail: durangaldea@zaindu.eu   

Formulario de contacto

  • Programa Zaindu
    Programa Zainduz
  • Servicios
    Servicios
  • Agenda de actividades
    Agenda de actividades
  • Documentación
    Documentación
  • Enlaces de interés